sábado, 29 de agosto de 2009

¿BIENVENIDA?

Bien... que decir, volver a escribir, vovler a escuchar... Darme cuenta que quiero que las personas que quiero me quieran y estèn felices y aunqe suene tal vez un poco egocèntrico, se que me quieren y no quiero verlas sufrir, no quiero saber que van a llorar algunas, otras no, pero aquellas, no qiero que tengan pena, no quiero eso.
Los deseos siguen ahi, pero tengo fuerzas, tengo la fuerza para aguantarme y decir 'no lo voy a hacer por tal y tal persona'.
Se que hay personas qe ni se preocupan, pero para que perder el tiempo odiando, si ese odio lo puedo dar como amor a quien me quiere?. En fin, serà tonto, serà cursi, pero es la tonta verdad.
Sì, me dañè, me quise ahorcar, me droguè, ¿para què? para darme cuenta de que hay personas que valen la pena, las ganas siguen, la impotencia aùn està ahi, pero no voy a hacer nada.
Seguirè escribiendo... Algùn dìa, gracias por leer.

jueves, 27 de agosto de 2009

El último adiós... espero...

Cómo empezar a escribir esto si nisiquiera tengo palabra alguna... Si leen esto, espero que yo ya no estaré viva. No tengo ganas de escribir, he mandado muchos correos.. publicando más que despidiendome.
Qué decir, si quise, si amé, si adoré, si odié, si sufrí y si lloré, también reí a carcajadas y le sonreí al vecino del segundo piso, pero ¿para qué? si todos los días son los mismos, si no hay nada, que pueda hacer que me sienta viva, porque no, porque la vida es así y la vida es la muerte y ya no debería existir.
Despedidas, despedidas, no me despedí de nadie personalmente, ¿alguien quería?
Me duele no haberme despedido, pero se habria hecho insoportable para mí...
'Soñaré contigo, si puedo dormir, las noches son largas desde aquel día...' Cuando me recuerden, si me recuerdan bien y me quieren, no me recuerden con rencores, por favor, estoy loca, tal vez, pero fui asi y ... los quiero demasiado y me duele alejarme, pero no me dolerá en unos instantes.
NO se que poner, ni que escribir, ni que pensar, ni que decir, sólo espero a entrar a mi cuarto y desaparecer ya. Tal vez algunos me extrañen, tal vez otros me tengan cólera por haber hecho esta estupidez, pero fue por mi bien, no quise ser un muerto viiviente metafórica y literalmente.
TE QUIERO, TE QUIERO, TE QUIERO, GRACIAS POR ESTAR EN MI VIDA, GRACIAS DE VERDAD.

sábado, 22 de agosto de 2009

<<...>>

¿Cómo empezar a escribir un texto que no tiene palabras? Esto lo escribió una amiga en todas, apoyándome en un día que parecía día realmente por lo feo y aburrido. Sin buscarlo, sin soñarlo, sin esperarlo, sin temer. ¿Por qué? Al parecer es cierto eso de que las cosas se presentan justo cuando menos las esperas. Creo que creo mucho en el destino. Ambas (mi amiga en todas y yo) sabíamos que si tuviéramos ganas de morir, no haríamos tanto esfuerzo en ser de una forma, aunque a veces teníamos ganas de dejarlo todo, mandarlo a la mierda e irnos junto a ellas (osea, a la mierda junto con las cosas). Vine sola al mundo, vivo sola en el mundo y me iré sola del mundo, es así y para qué gastarme pensando y tratando de entender, para qué decirlo, si sé que simplemente siempre lo haré. Para qué gastarme escribiendo textos que jamás serán leídos y comprendidos, para qué gastarme explicando cosas que nunca van a entender, para qué gastarme dejando de comer si se que nunca voy a ser delgada, para qué gastarme tendiendo mi cama si se que a la noche la volveré a destender, para qué gastarme estudiando, trabajando, gritando, si al final, todo se va a ir a la mierda cuando muera… Pero eso es fácil de decir, nunca lo voy a hacer, así, me seguiré gastando pensando y tratando de entender, me seguiré gastando escribiendo estos textos que jamás los leerán ni entenderán, me seguiré gastando dejando de comer sabiendo que jamás seré flaca, me seguiré gastando tendiendo mi cama y volviéndola a destender en la noche, me seguiré gastando estudiando, trabajando, gritando sabiendo que al final de todas e inevitables formas moriré y todo se irá a la mierda. Las cosas son de una manera y si no las sigo, es que soy raro y necesito un psicólogo, estúpidos estereotipos de mierda.
Un amigo se fue, otro amigo, ¡uy! El novio se fue y te dejó. Tu enamorada te dijo que no vales la pena. Tu hija te dijo que te odia. Tu mamá te dijo perra. Tu papá, tu ídolo, tu modelo, te dijo que eras su decepción. Tus papás te dijeron que de músico te ibas a morir de hambre y acertaron. Tu profesor te dijo que podías dar más, aunque en el fondo él sabía que no era verdad. Pensaste que ya nada valía la pena y quisiste hablar y te dijeron que era la edad. Regresaste borracho a tu casa y te gritaron. Pegaste cosas en las paredes de tu cuarto y tu abuela te dijo que eras un forajido. Escribiste una canción y la botaste porque sentías que no era lo suficientemente buena, y te arrepentiste. Te peleaste con tus mejores amigos y ahora te pesa no tenerlos, los necesitas, pero la cagaste hermano. Te sientes solo, tus amigos no son tus amigos, aunque en realidad si lo son. Sientes que éste fue un día de mierda y no quieres seguir. Vas a clases por mecánica, te gusta la profesora. Fumas en tu cuarto y te amenazan con botarte de la casa si sigues así. Te emborrachas en cada fiesta o reunión a la que vas. Tu enamorado te dijo ‘no eres tú, soy yo, te quiero pero no podemos seguir’ y lloraste, y sabes que es mentira, que en realidad no te quiere, pero no lo quieres creer, te encierras. Tu nieta te abrazó anoche diciéndote que te quería y te sonó más a una triste despedida. Tu hijo te fue a visitar al hospital y se puso a llorar, pensaste que era porque te quería, pero te diste cuenta que en realidad te tenía lástima, aunque en parte no era así. Tu hermana agarró el pantalón nuevo y le gritaste y ella lloró. Te pusiste a ver poro con tu hermano y después te sentiste sucio, necesitado, aguantado. Tiraste con tu novio porque creías que sería especial y después ¿Qué, eso era tirar, nada más? Mamá nunca lo explicó, y no era la gran cosa. Ibas a tirar con la flaca más rica de la facultad y estaba con la regla, casi vomitas de solo recordarlo. Jalaste el 90% de los cursos. Ésa es la vida que cada uno pasa, que yo veo negativamente y que tú, quizá, con suerte veas como algo maravillosamente hermoso.
Odias la cumbia, pero aquel de la otra cuadra escucha todo el día al grupo cinco. Qué se puede hacer, yo escribo y tú lees. Tú tocas guitarra y yo te escucho. Ellos juegan fulbito, mientras nosotras nos pintamos las uñas. Ellas hablan de nosotros, de lo lindos que somos, mientras nosotros hablamos de ellas, de lo ricas y fuertes que están. La vida no es la vida, y la muerte no es la muerte. La eternidad, no es la eternidad, la eternidad es una vida, una vida es una eternidad. Soñar, esperar, decepcionar, todo es parte de- y a acostumbrarse ¿No? Aunque creo que me puedo acostumbrar al ruido de los carros al pasar, de los gritos de los profesores, a ser abandonada por un novio, al dejar partir a una amiga, pero nunca me voy a acostumbrar a acostumbrarme a todas esas cosas a las que estoy acostumbrada. Creo que estoy llegando a creer eso de que todo pasa por algo, pero… ¿la vida pasa por algo
?

Dos julios han pasado ya

16 de julio del 2009. 5:12a.m


Sí, sentía aquel mismo aroma de aquel húmedo invierno en Santiago de Chile, –claro que nunca tan húmedo como Lima- en la casa de Ximena, hace un par de años, en los que nuestra amistad no cambió, si no que se hizo más fuerte, porque eso de que al extrañar se quiere más, cada día aquí en la húmeda y sucia Lima, me consta mucho más. No pude dormir, dos julios han pasado ya desde que no disfruto de un menos húmedo invierno de Chile, con menos o nada de soledad y con mucha amistad. ¡Cómo extraño esos días! En los que adoraba partir del aeropuerto Jorge Chávez, pero odiaba llegar, y por supuesto en los que adoraba llegar al aeropuerto Arturo Merino Benítez, pero odiaba partir. Esta casa, ese cuarto, esa cama, esa incondicional amiga, aunque la distancia todo lo complica, ciertamente, para mí, lo acrecienta. Tal vez aprecié más a Ximena cuando partió para siempre de Perú, hacia Chile, o tal vez simplemente recién entré en la edad en la que se necesita una amiga, ya no sólo para jugar, como en ese entonces en el que vivíamos en el mismo distrito, si no para poder sobrevivir.
Odio ser cursi, no, no lo odio, lo que odio es que la gente sepa que soy cursi, porque a mí no me agradan las cursilerías, de ningún modo, aunque en este aspecto, en lo que a amistad se refiere, soy extremada y completamente cursi. No escribo éste texto para causar algún tipo de reacción (buena o mala, al fin, una reacción), tal vez me gusta que sepan, porque estoy orgullosa de decirlo y no tanto de ser enterita cursi, que tengo una mucho más que mejor amiga. Tal vez, en un futuro esperemos muy lejano, lea esto y mis sentimientos sigan intactos. El tiempo lo cambia todo, aunque con un poquito de suerte- no digamos ya suerte, si no verdadera amistad- siga sintiendo igualito o mejor.

Es julio y no debería de estar aquí. Eso es lo malo, que la gente se acostumbra, y yo verdaderamente estoy acostumbrada a acostumbrarme. Sólo fueron dos los julios que pasé allá en Chile, sin embargo fueron los primeros de mi paso de infante inmaduro a infante menos inmaduro, (y sigo en esa etapa infante-no tan inmaduro como antes-pero infante al fin) creo yo. Y sí que me acostumbré a despertarme tarde, siempre al lado de ella, mi siempre hermana del alma y prima de comunión. Hoy, como nunca, la madrugada acá en Lima, es una madrugada allá en Santiago, lo siento así. No me siento en Perú, si no en el país de ‘Siempre y Para Siempre’ (quizá estoy yendo demasiado lejos con mis cursilerías, sí, ya es demasiado y suficiente). Es fácil llorar y saber por qué motivo, razón o circunstancia, lo duro para mí, es al aceptarlo y sobre todo al recordar. No cambiaría nada, aunque no niego que me gustaría poder aceptar la realidad, la de ahora, la de este julio sin Santiago y sin Ximena. Pero siempre es y será hermoso –como ahora- vivir en mis recuerdos. Dos julios han pasado increíblemente rápido.

16 de julio del 2009. 6:30a.m.

Ya amaneció, me imagino que allá en Chile también hace una hora ya. Sigo con la extraña sensación de que estoy en el lugar equivocado, no estoy realmente aquí, y no debería tampoco de estarlo. Para mí, en este momento –y siempre- no es que ‘Todo tiene su momento’, es si no que ‘todo tiene su mes y su época del año’. El verano lo pasé este año allá, (donde estoy ahora, claro que no físicamente) pero sigo sintiendo la necesidad de el julio y hoy lo siento más que nunca. Cuando digo que no he dormido nada, no miento ni exagero, no he dormido nada, el tiempo pasa diferente de noche, leí un libro de 300 páginas en 3 horas y un poco más (¿importa?). El amanecer es nuestro, Ximena, es aquel que disfruté incluso más que el reclamado sunset. Ya amaneció y estoy segura de que hoy será un día de julio en Chile, frío y no tan húmedo, porque desde oler el perfume de la madrugada, dejé de estar en Lima, para estar aquí. Qué fácil hubiera sido dirigirme al aeropuerto e ir a verte, pero las cosas no andan muy bien, y a pesar de todo, me encanta vivir en mis recuerdos y mezclarlos sólo un poco, o con sólo una persona, con la realidad actual, que no me entusiasma demasiado, aunque me entusiasmaría mucho menos –por no decir nada- si esa persona no hubiera aparecido (y le agradezco infinitamente por no despertarme y llevarme hacia la realidad). Dos julios han pasado ya…

Amor

Amor, amor, amor ¿Qué es ESE amor del que todos hablan como maravilloso? Ese amor de pareja del que las chicas supuestamente sienten mariposas en el estómago. ¿Qué piensas del amor? ¿Y de la soledad? ¿Necesidad? ¿Y del agradecimiento? ¿Aburrimiento? ¿Amistad? ¿Cariño? ¿Ilusión? ¿Rechazo? ¿Autoestima? ¿Podrías decirme qué relación tienen éstas palabras tan distintas en común? Yo podría. Pero me gustaría que tú lo hicieras por ti solo. Me gustaría saber qué mierda tiene el amor de especial que todos lo buscan, que todos lo quieren. Hay tantas personas (el 98%) que en sus nicks del Messenger ponen temas de amor, canciones de amor, cosas como ‘te amo’, ‘eres el amor de mi vida’, ‘no me dejes nunca’ y estupideces como ‘el vacío que dejaste en mí nadie lo podrá llenar’, ¿Qué vacío? ¿Te falta algún órgano? ¿Tienes algún hueco que esté vacío no metafóricamente? La mayoría de mis textos, sean lo que sean, son metafóricos, pero éste no, tal vez se me salga en algún momento una metáfora, pero éste es más bien (o quiero que sea) un artículo y no una historia, o un cuento. Dicen que el amor lo puede todo, que la gente mata por amor, que la pareja es su droga, blablabla. Ahora, viéndolo desde el punto romántico, si tengo un novio, claramente lo puedo amar, pero ¿morir por amor? Y suponiendo que el amor dura para siempre ¿será verdad? Tengo una idea, tal vez errada, pero para mí cierta, en la que digo que el amor, sí, comienza por amor - porque no digo que éste no exista – en los primeros días, meses o incluso en los casos con ‘suerte’ en los primeros 2 o 3 años (hasta que llegan los hijos, hablo del amor de enamorados que dura hasta el matrimonio) Bueno, en ésos primeros ‘tiempos’ ciertamente todo es perfecto, sonriendo de tanto amar, en éstos tiempos en los que aman y así no hagan nada, no hablen, con su sola presencia sepan que lo/la aman y no se aburren. Suponiendo que ése amor, llega al matrimonio, se va convirtiendo, poco a poco en cariño y confianza, con un poco más de peleas, la convivencia es terrible según dicen, llegan los hijos y las mujeres ahora tienen al bebe hijo y al bebe esposo, y el hombre tiene a un bebe en casa que le quita el tiempo de tirar con la esposa y de salir a tomarse unas copitas al bar frecuentado. Peleas, constantes, pero aún se quieren, tienen un fruto de su amor. Pasa el tiempo y ése cariño, se va transformando en una ‘costumbre’ en algo que saben que lo tendrán para siempre y que (a veces errados) no saben aprovechar. La costumbre, son amigos ¿verdad? Se cuentan sus cosas, qué tal fulana del trabajo anda en coqueteos con el jefe, etc. Amigos, son compañeros. Yéndome a los peores casos (como siempre pesimista), ya no se hablan, la comunicación falla, hay problemas, el hombre se busca a una mujer que lo satisfaga sexualmente y la mujer se busca un hombre que la escuche. Temen separarse, tantos años juntos, sería raro, ya están acostumbrados. SI no terminan divorciándose, terminan mucho peor, conviviendo sin quererse, sin respetarse, sin ser amigos, sin AMARSE. No siempre pasa esto, por eso pienso que son muy pocas personas las que encuentran el AMOR para toda la vida, existe, por supuesto, pero no ocurre frecuentemente.
Entonces ¿Existe? Sí, para mí existe. En amores de pareja, creo que existen estos tipos de amor: amor esporádico (unos meses, no quita que no sea amor), amor amistoso (aquel amor que se combina con amistad y que generalmente dura no más de 5 años) y amor eterno (muy raros casos, hay parejas que duran hasta ancianas amándose y dándose besitos e incluso tirando, aunque suene repulsivo). Creo que aquí termino porque estoy empezando a creer en todo aquello que acabo de escribir.


'¿Por qué el amor es rojo?, ¿no puede ser amarillo si sale del cerebro y no del corazón?'

sábado, 8 de agosto de 2009

ALGO PARA RECORDAR

'QUE FRIO SERÁ EL INVIERNO PARA QUIEN NO GUARDA RECUERDOS CÁLIDOS'
TOMORROW WAY , CLOSE YOUR EYES, MAKE A WISH AND YOU'RE THERE'