viernes, 1 de abril de 2016

Una madrugada más pensando en ti

Me he encontrado
una madrugada más
pensando en ti;
me he encontrado
pensando en tus dedos,
esos que recorren mi rostro
con tanta delicadeza,
como si fuera de porcelana,
como si me pudiese romper…
pero lo cierto, amor,
es que si tú me sostienes
no habrá parte de mí que se pueda quebrar.
Y descubrí que estas cuatro paredes
no me pueden proteger de extrañarte,
y que el viento me recuerda
que ya es otoño,
que ya podemos jugar a pisar hojas secas en la acera,
que me vas a quitar el frío por las noches,
así como me quitas el sueño cuando no estás.
Las ansias de sentir tu saliva entre mis labios
me pican en la piel,
las ganas que tengo de estrujarte
y decirte
que te he esperado,
que te espero,
y que gracias por estar aquí
– por favor no te vayas más-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario